De entrada debes tomar en cuenta que la caja para llevar a cabo el embalaje debe estar en excelentes condiciones, esto con el fin de evitar que presente algún rompimiento en su estructura con la manipulación de la que será objeto.

 

El segundo paso es introducir los productos o mercancía de manera ordenada dentro de la caja, te sugerimos empezar con los objetos más pesados en la base para darle estabilidad. Deja lo frágil al final.

 

A la par de ir acomodando los artículos usa material de embalaje para separarlos y a su vez fijarlos hasta dejarlos inmóviles, así amortiguarás golpes y movimientos que podrían estropearlos. También hay que precintar con cinta adhesiva al instante de cerrar la caja, reforzando con varias capas a fin de evitar que se abra.

 

Si observas pequeños huecos casi al terminar, emplea periódico para rellenarlos de forma efectiva. En Impulsora Industrial de Toluca SA de CV tenemos todo para tus embalajes, conócenos.